Miedo.

Tengo miedo de dormirme por soñarte y despertar después, viendo que el peso al otro lado de mi cama no es más que el de mis anhelos. Pues soñar sale barato, que no gratis, y pasa factura. 

Tengo miedo de dejar pasar los días sin saber nada de ti, y de no dejarlos pasar sabiéndote con otro.

Tengo miedo de que llegue el otoño, y la lluvia me encuentre plantado a la puerta de un momento pasado que se repite constantemente. De que las hojas caigan al ritmo de mis suspiros, que me guardo para mí, por no asustarte y perder lo que no tenemos.

Tengo miedo de mi soledad, a la que llamo sombra, por no despegarse de mí, por escarcharme el alma y la esperanza, que será lo último que se pierde y yo no encuentro desde hace tiempo.

Tengo miedo de acostumbrarme a los días iguales, uno tras otro, con sus negros soles y sus solas noches, sus murmullos rotos y sus enteros sigilos, su ausencia de rumbo y mis derrumbes por tu ausencia.

Y miedo, a seguir queriendo a quien no tengo, a seguir amando a quien me tiene amarrado de los cabos de mi corazón, que sale a respirar con cada una de tus palabras y se hunde con cada uno de tus silencios. 

Pero más miedo me da no tenerte cerca.

Anuncios

2 comentarios en “Miedo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s